Blogia
El Cascanueces de gramática

Nuez-3

El CD preposicional

La función sintáctica de CD es siempre desempeñada por un SN:

 

Llevaré comida a la fiesta.

 

En algunas ocasiones, este SN debe ir precedido por la preposición a. En estos casos podemos hablar de un CD preposicional:

 

Llevaré a unos amigos a la fiesta.

 

Sin embargo, que el SN que funciona como CD sea una persona o ente animado no es suficiente para justificar el uso de la preposición a:

 

Llevaré amigos a la fiesta.

 

a) Si tienes en cuenta los tres ejemplos anteriores, ¿cómo justificas en principio el empleo del CD preposicional?

 

En principio aparece marcado en negrita en la pregunta anterior porque también es necesario considerar otros casos:

 

1) El barco dominó las olas / El barco dominó a las olas.

2) La perseverancia vence la adversidad / A la adversidad la vence la perseverancia.

 

El uso de un CD preposicional en estos ejemplos se debe a causas diferentes a las que hemos visto en la pregunta a.

 

b) ¿Cuál es la causa en cada una de las oraciones anteriores que justifican la presencia de un CD preposicional?

 

Finalmente, hay algunos casos en los que esperaríamos un CD preposicional y, sin embargo, no ocurre:

 

1) Ya he presentado mi novia a mi madre / Ya he presentado a mi novia a mi madre.

 

c) ¿Cuál puede ser la causa para que el CD de la primera oración de este par aparezca sin preposición?

 

2) Hay alguien que conoces en la puerta.

 

d) ¿Es posible un CD preposicional con el verbo impersonal haber?

 

NUEZ: utiliza las preguntas a, b, c y d como punto de partida para presentar una explicación sobre el empleo del CD preposicional.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Emilio -

Bueno, Maxi, eso no es una explicación, es una pura descripción de un caso en que la sintaxis tradicional no llega más allá de la declaración de “estado de excepción” para un uso real. Las excepciones no son más que perfectas confirmaciones de que las reglas que las producen no se adaptan a la realidad. Esa “confusión” solo puede ser considerada tal desde el punto de vista cerrado y autosuficiente de esa sintaxis tradicional centrada en la forma y la posición lineal de las partes del enunciado. Mirándolo desde fuera, con ojos inocentes, más que una confusión, es una constatación de que todo ese aparato sintáctico, lamentablemente, no da cuenta de la realidad, cuando no nos la oculta planamente. Para ir un poco más allá en el camino de entender cómo funciona una lengua seguramente hay que dejar los formalismos y reconocer que la lengua no es forma, sino significado. Gente como Langacker, Lakoff, Johnson, o Pinker tienen mucho que decir, y muy productivo, en este sentido. Y lo han dicho, para alivio de aquellos a quienes nos apasiona entender la mecánica del lenguaje. Gracias por tus comentarios.

maxi ;-) -

Hola Emilio,

estoy de acuerdo en que es fácil confundir el CD de "hay" con su Sujeto, pero sintácticamente es imposible justificar esta confusión. La consecuencia es que "hay" sólo puede aparecer en singular y su CD, aunque sea de persona, no puede ir introducido por la preposición "a". No tengo una explicación mejor.

Muchos saludos desde Oslo,

maxi

Emilio -

¿O hay otra explicación que se me escapa?

emilio -

Bueno, yo creo que si mantenemos la idea de un “sujeto formal” no vamos muy lejos. La intuición nativa sugiere claramente que el supuesto complemento del “haber impersonal” es en realidad un sujeto lógico cuando se producen abundantemente concordancias del tipo “habían muchos” o “habíamos tres”. Claramente, en “Allí hay una mujer”, “una mujer” no es un complemento en el sentido en que lo es en “Llamó a una mujer”: en términos conceptuales, en el segundo, la mujer es un destino (ella es el destino de la llamada), mientras que en el primero es un origen (‘allí una mujer existe, se encuentra, está). Creo que esta es la razón por la que el español, en este caso, rechaza la preposición “a”, cuyo significado es ‘destino’.

maxi;-) -

Hola Emilio,
gracias por tu aportación.
No sé qué te hace pensar que "alguien" es el sujeto. Si cambias "alguien" por "muchas personas" el verbo sigue siendo "hay". ¿Cómo explicas esta falta de concordancia si "alguien" y "muchas personas" no son CD?
Saludos

Emilio -

En "hay alguien que conoces en la puerta", "alguien" no es CD, ¡es sujeto!

ingeleiv -

Hola!

Creo que tienes mucha razón con tu respuesta, Karsten.

Sin embargo, tengo algunas dudas sobre algunas de las explicaciones que has dado, no sobre tu resumen del uso de la preposición "a". Quizás alguien puede aclararme mis dudas.

En la oración "La perseverancia vence la adversidad" creo que es necesario emplear la preposición para evitar ambigüedades de cuál elemento tiene función de sujeto y cuál es el CD. Eso porque ambos elementos son de tercera persona plural. Aunque no es correcto he visto algunas veces que se duplica el CD aunque el CD está pospuesto al verbo. Puede ser así?

Con "haber" en uso impersonal creo que es posible encontrar CD´s de persona, pero no personas conocidas por el hablante, así que no vamos a emplear la preposición "a".
Ejemplo: Hay mucha gente en la calle.

Al final tengo que volver a la oración de la que ya hemos hablado bastante algunas da la clase:
"El barco dominó a las olas."
Hay alguien que puede dar una explicación escrita de este uso de la preposición? Ya sé que la preposición no está empleado para distinguir las funcionas sintácticas porque el sujeto y el CD no son del mismo número. Tampoco puede explicarse como un CD animado.

Saludos,
Ingeleiv

Karsten -

Hola a todos!

Me lanzo otra vez al agua :o=)

a) En principio el CD preposicional se usa delante de sustantivos comunes que designan personas o entes animados individualizados. Sin preposición , se trataría de significados genéricos.

b)
1)“El barco dominó a las olas”. Aquí se usa la preposición “a” para evitar ambigüedades. Es el barco que domina, no las olas.
2)“A la adversidad la vence la perseverancia.” Los complementos directos de sustantivos personificados llevan “a”. En este caso “la adversidad”.

c)La segunda construcción es ambigua y hay que suprimir la preposición “a” delante del CD “mi novia”. Si no se puede considerar que “mi madre” desempeña la función de CD.

d)El verbo impersonal haber no puede estar seguido por personas, entes animados individualizados, pronombres nombres propios, sustantivos personificados etc.. Por lo tanto no es posible un CD preposicional.

El CD preposicional se emplea:

-cuando se trata de personas o entes animados que están determinados o familiares
-para evitar ambigüedades en cuanto a qué unidad sintáctica que desempeña la función de CD y qué unidad sintáctica que desempeña la función de CI.
-cuando el CD es un sustantivo personificado

Saludos

Karsten
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres